Desde el inicio de nuestra primera gestión en 2011 comenzamos una fuerte modificación de la matriz fiscal impositiva de San Antonio de Areco. Hasta entonces, las finanzas del Municipio dependían fuertemente de la coparticipación y del giro de fondos nacionales y provinciales, situación que fuimos revirtiendo con el paso de los años.

Con el claro objetivo de lograr independencia económica para tener soberanía política y generar más inclusión, cambiamos el esquema fiscal de Areco. Establecimos un régimen diferenciado donde los que más tienen son los que más pagan y logramos incluir como contribuyentes a sectores concentrados que durante años no aportaron a la economía local con el pago de tasas.