Junto a  ArqueoLab- UBA restauramos y pusimos en valor el cañón de 1789, parte del patrimonio de San Antonio de Areco. Fue situado frente al Banco Credicoop, en el lugar donde fue encontrado a principios del siglo XX. Cuidamos nuestro patrimonio e historia, para que nuestros vecinos, vecinas y turistas puedan apreciarlo y disfrutarlo.